10 ene. 2014

Simplificación de los tipos de contratos laborales: otra cortina de humo

(6 valoraciones)
por Leticia Canto

Como broche final al año, desde el Ministerio de Empleo se hace eco de la tan anunciada simplificación de las diferentes modalidades de contratos. Esta medida no supone en ningún caso cambio alguno en la legislación ni tanto menos eliminación de los distintos tipos de contrato, tratándose únicamente de una reducción de los modelos de contratos a presentar ante la Administración a la hora de contratar a un trabajador.

Esta modificación se concreta en cuatro modelos de contratos laborales, que pretende ser una simplificación burocrática más que de contenido, puesto que no dejan de existir los distintos tipos de contratos que regían hasta final de año, tratándose de una subdivisión de contratos en diferentes versiones, y quedando así resumidos:

Tipos contratos laborales

  • Contrato indefinido: Esta modalidad de contratación no conlleva límite de tiempo a la hora de prestar el servicio y puede ser tanto a tiempo parcial como a tiempo completo. Se incluye el contrato de Indefinido de Apoyo al Emprendedor que está dirigido a empresas de menos de 50 trabajadores y cuenta con un periodo de prueba de 12 meses sin indemnización. Además, ahora también puede suscribirse a tiempo parcial.
  • Contrato temporal: Incluye los contratos por obra o servicio, de interinidad o eventual por circunstancias de la producción. Tendrá una duración de un máximo de 3 años ampliables a 4.
  • Contrato de formación y aprendizaje: Sólo aplicable a trabajadores mayores de 16 años y menores de 25, aunque podrán celebrarse con menores de 30 años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%. Su objetivo es la cualificación profesional de los trabajadores alternando en un régimen la actividad laboral retribuida con actividad formativa. Su duración mínima es de un año y máxima de 3.
  • Contrato en prácticas: Sólo aplicable a trabajadores mayores de 16 años y menores de 25, aunque podrán celebrarse con menores de 30 años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%. La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres años. Además, y desde el 24 de diciembre, las empresas de trabajo temporal (ETT) pueden “ceder” a las empresas usuarias trabajadores contratados en prácticas. Además, recibirán bonificaciones los empresarios que, bien hagan fijos a estos trabajadores cedidos por la ETT, bien conviertan a trabajadores en prácticas a trabajadores contratados directamente por la empresa.

Y tú, ¿qué opinas?, ¿crees que esta simplificación de contratos laborales servirá para algo, o se trata de una nueva cortina de humo del Gobierno?

(6 valoraciones)
0 Comentarios

Normas de uso.
Esta es la opinión de los internautas, no de mvpasesores.com.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.