13 feb. 2014

¿Sobran funcionarios en España?

(4 valoraciones)
por David Lorenzo Costoya

Sobran funcionariosLas incendiarias afirmaciones de Joan Rosell hace casi un año abrieron la espita de la polémica.

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) indicó que los funcionarios son un lastre para la administración. “Hay grasa en todas partes”, comentó sin rodeos en un encuentro con varios periodistas.

En su opinión, están mejor en casa que trabajando: “Quizás es mejor ponerles un subsidio a que estén en la Administración consumiendo papel y teléfono”. Unas declaraciones que reabrieron un debate tan antiguo como la célebre frase de Mariano José de Larra (“vuelva usted mañana”) y que suscitaron numerosas reacciones por parte de diferentes asociaciones sindicales y de funcionarios.

Los empleados públicos no dudaron en echar mano de las cifras para demostrar que la plantilla de las administraciones públicas españolas no está sobredimensionada. Un estudio del Eurostat (oficina estadística de la Comisión Europea), que no incluye al personal educativo, sanitario y de servicios sociales, cifra en 1.298.300 los asalariados al servicio del sector público, lo que supone un 2,8 % de la población española y un 9,2 % del conjunto de trabajadores españoles por cuenta ajena. Los datos concluyen que, en términos relativos, proliferan más los empleados públicos en Alemania -uno por cada 29 habitantes- o en Francia -uno por cada 27 habitantes- que en España, donde, sin contabilizar a profesores y médicos, la proporción es de uno por cada 36 habitantes.

Si en el cómputo incluimos a todo el personal dedicado al servicio público, España se convierte, después de Austria, Portugal e Italia, en el país con la Administración más austera de toda la Unión Europea: un empleado por cada 16 habitantes. En un país con 46 millones de habitantes, la verdadera dimensión de su fuerza laboral se mide, más que por la ratio por habitante, al compararlos con la población activa ocupada -18.394.200 personas según una reciente Encuesta de Población Activa (EPA)-.

Sobran funcionarios

El resultado es que uno de cada siete trabajadores con empleo en España está en nómina de alguna de las tres Administraciones públicas (estatal, autonómica o local), el 14,46%. Otros datos reveladores que retratan a la economía española es que hay casi tantos funcionarios como empresarios y autónomos -3.130.800, el 17,02%- y que la mitad de estos empleados (1,34 millones) pertenecen a la plantilla de las administraciones autonómicas, mientras que 592.531 trabajan en la administración estatal; 646.627 en la local y 103.106 en las universidades.

Cifras para el análisis y, según la Unión Europa (UE), para la preocupación. Con una tasa desbocada de desempleo, desde Bruselas instan al Gobierno español a cuadrar las cuentas y cumplir el objetivo del déficit pactado con la UE. Un objetivo que pasa, entre otras medidas, por el adelgazamiento de un sector público que ha seguido aumentando en los últimos años pese a la gravísima situación de recesión económica que vive nuestro país.

A partir del año 2007, mientras el sector privado destruía empleo a pasos alarmantes, las administraciones públicas, sobre todo las comunidades autónomas, contrataron más personal para servicios, la mayoría innecesarios. En concreto, entre 2007 y 2011, la ocupación en el sector público creció un 5,3%. Con estas cifras y un escenario de crisis como telón de fondo no es de extrañar que la UE haya advertido en varias ocasiones al Gobierno de Mariano Rajoy de un necesario ajuste de la plantilla estatal y de sus necesidades.

Un ajuste que ha empezado a coger forma con la remodelación de la Administración Pública que el Ejecutivo español puso en marcha a mediados del año pasado. El Gobierno confía en ahorrar 37.000 millones de euros hasta el 2015, incluyendo la reorganización local y el recorte de empleados públicos. La ampliación de la jornada laboral y la posibilidad de someter a los funcionarios a evaluaciones permanentes son otras medidas que se están contemplando. Todo para ajustar el gasto y aumentar la productividad de un colectivo al que el genial Mariano José de Larra ya colocó en la diana a comienzos del siglo XIX.

Y tú, ¿crees que hay demasiados funcionarios en España?.

(4 valoraciones)
0 Comentarios

Normas de uso.
Esta es la opinión de los internautas, no de mvpasesores.com.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.