19 may. 2014

¿Cómo actuar ante un incumplimiento de contrato?

(3 valoraciones)
por Leticia Canto

Incumplimiento contratoEl concepto de contrato viene determinado por el acuerdo entre dos o más sujetos, (partes del contrato) por el que se comprometen entre sí a una determinada conducta, llamada prestación, que persigue un beneficio o ventaja.

Se trata de un compromiso que genera obligaciones entre las partes, con lo cual supone cumplir con la conducta pactada.

Por generalidad se presume que los negocios se realizan de buena fe, pensando que ambas partes van a cumplir con lo pactado, pero lamentablemente esto no es así y en la mayoría de los casos los acuerdos se ven traicionados. De ahí la importancia de plasmar por escrito, con la ayuda de profesionales especializados en la materia, de forma concreta y clara los acuerdos y voluntades convenidos por las partes para proteger y delimitar los derechos y obligaciones de las mismas.

Cuando alguna de las partes del contrato incumple sus obligaciones nos encontramos ante un incumplimiento contractual, el cual jurídicamente cabe entender en dos sentidos:

  • Sentido material: el incumplimiento del contrato viene dado por cualquier falta de realización, realización irregular, defectuosa o incompleta de las conductas asumidas contractualmente.
    Lo que determina este incumplimiento es el propio contrato, no hay incumplimiento si se realiza lo pactado.
  • Imputación del incumplimiento: es imprescindible una conducta o situación que permita atribuir las consecuencias del incumplimiento a aquella persona a quien le corresponde realizar la previsión contractual incumplida.

Son 3 los criterios de imputación del incumplimiento en sentido material a un contratante:

  • Dolo: incumplimiento consciente y voluntario, que no precisa intención especial de causar daño, malicia, fraude o mala fe.
    El Tribunal Supremo reconoce para la mayoría de las resoluciones que todo incumplimiento voluntario es doloso.
  • Culpa o negligencia: basta con que la parte contractual incumplidora no haya ajustado su comportamiento a las conductas contractuales, medidas de cuidado, atención o desenvolvimiento exigidas por el contrato, los usos o la buena fe.
  • Responsabilidad objetiva: aún sin culpa, el incumplimiento es imputable a la parte contractual si existe alguna conexión relevante entre el incumplimiento y el sujeto.

Incumplimiento contrato

Como límite a la responsabilidad por incumplimiento de contrato la Jurisprudencia del Tribunal Supremo recoge el caso fortuito y de fuerza mayor como exoneración de la responsabilidad contractual, ya que de acuerdo con el artículo 1105 del Código Civil, nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse o que, previstos, fueran inevitables.

Si te encuentras ante un incumplimiento de contrato debes saber que el sistema jurídico español pone a disposición de la parte perjudicada distintas posibilidades de reacción:

  • Cumplimiento en forma específica o cumplimiento forzoso: supone una actuación formal del perjudicado dirigida al órgano competente por la cual reclama la ejecución por la parte incumplidora de la prestación a que está obligado y que no ha cumplido voluntariamente.
    Para poder solicitar el contratante insatisfecho el cumplimiento forzoso basta con que se hubiera producido el incumplimiento.
  • Indemnización de daños y perjuicios: supone el pago de una cantidad de dinero para resarcir a la parte perjudicada de los perjuicios derivados del incumplimiento.
    Es necesario que se trate de un incumplimiento imputable.
  • Cláusula penal: Se trata de una indemnización de daños y perjuicios que viene fijada por las partes en previsión de un incumplimiento del contrato.
    Las partes contratantes pueden establecer sus propios remedios frente al incumplimiento al amparo de la autonomía de la voluntad.
  • La resolución por incumplimiento: la parte contractual perjudicada del incumplimiento puede optar por resolver el contrato con la consecuente indemnización de daños y perjuicios.
    La acción resolutoria se trata de una acción principal que sólo puede ser accionada por las partes intervinientes en el contrato y está sujeta a un plazo de prescripción de 15 años.

Si te encuentras en esta situación y no sabes qué tipo de acción te conviene ejercitar, ponte en contacto con nuestros abogados.

Solventaremos tus dudas de la forma más adecuada.

(3 valoraciones)
0 Comentarios

Normas de uso.
Esta es la opinión de los internautas, no de mvpasesores.com.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.