09 sep. 2013

Tipos de despidos objetivos o por causas objetivas. Indemnizaciones

(9 valoraciones)
por Alberto García Carro

Despido objetivoEl despido objetivo se encuentra regulado en los artículos 52 y 53 del Estatuto de los Trabajadores, y 51.1 sobre despidos colectivos, así como en los artículos 120 a 123 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social.

En este tipo de despido no hay una imputación directa al trabajador por la comisión de unos hechos de contenido disciplinar como se explicaba en el anterior artículo sobre tipos de despidos procedentes o disciplinarios, sino unas causas de la que la ley denomina “objetivas” y que facultan al empresario a extinguir el contrato de trabajo en base a una serie de exigencias legales reguladas en el artículo 52 y por remisión en el artículo 51.1 del Estatuto de los Trabajadores, en su última redacción dada por el Real Decreto-Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, y que son las siguientes:

a) Por ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida con posterioridad a su colocación efectiva en la empresa. La ineptitud existente con anterioridad al cumplimiento de un periodo de prueba no podrá alegarse con posterioridad a dicho cumplimiento.

Entendido como la falta de aptitudes o carencia de facultades profesionales para el desarrollo eficaz de su trabajo.

Esta falta de aptitudes no debe ser meramente circunstancial ni referida a alguno de los aspectos de su puesto de trabajo, sino de una manera general y directamente relacionada con las tareas encomendadas habituales.

Ejemplos de despido objetivo por ineptitud del trabajo serían una disminución no intencionada del rendimiento del trabajador o la retirada de su carnet de conducir, necesario para desempeñar un puesto como comercial o chófer.

Despido objetivo

b) Por falta de adaptación a las modificaciones técnicas necesarias en su puesto de trabajo.

En estos casos el empresario deberá ofrecer al trabajador un curso dirigido a facilitar la adaptación a las modificaciones operadas. Este tipo de despido no podrá ser acordado por el empresario hasta que hayan transcurrido, al menos, dos meses desde que se introdujo la modificación o desde que finalizó la formación dirigida a la adaptación.

Al igual que en el caso anterior, este puesto debe ser el habitual que desarrolla el trabajador y que la modificación sea realmente sustantiva.

Ejemplos de despido objetivo por falta de adaptación a las modificaciones técnicas necesarias en su puesto de trabajo serían los sujetos a cambios tecnológicos debido a la informatización de procesos.


c) Por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Sin duda alguna, el más complejo de todos, y que puede estar sujeto a todo tipo de interpretaciones y/o manipulaciones por parte de las empresas, y donde los trabajadores pasan a formar parte de la parte más débil del proceso tras el Real Decreto-Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral.

Según el artículo 51.1 del Estatuto de los Trabajadores, se consideran:

  • Causas económicas: situación económica negativa, existencia de pérdidas actuales o previstas, disminución persistente de ingresos ordinarios o ventas. Entendido como que la disminución debe ser durante tres trimestres consecutivos o que los resultados de cada trimestre son inferiores al registrado en el mismo trimestre del año anterior.
  • Causas técnicas: cuando se produzcan cambios a nivel de los medios y/o instrumentos de producción.
  • Causas organizativas: cuando se produzcan cambios a nivel organizativo y/o métodos de trabajo, modo de organizar la producción, etc.
  • Causas productivas: cuando se produzcan cambios en la demanda de los productos o servicios que la empresa ofrece.

d) Por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes.

Estas faltas deben alcanzar el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles, o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses.

Lógicamente, no se computarán las ausencias por huelga general, ejercicio de representación legal, accidente de trabajo, maternidad, riesgo durante el embarazo, licencias y vacaciones, enfermedad o accidente no laboral cuando la baja haya sido acordada por los servicios sanitarios oficiales, etc.

e) Por insuficiencia de dotación económica en el caso de contratos por tiempo indefinido concertados directamente por entidades sin ánimo de lucro para la ejecución de planes y programas públicos.

En cualquier caso, si te has visto afectado por un despido objetivo y desconoces la indemnización que te corresponde legalmente, llama al número gratuito de atención 981 91 77 27 y uno de nuestros abogados expertos en Derecho Laboral analizará tu caso sin ningún tipo de compromiso.

(9 valoraciones)
Alberto García CarroAlberto García Carro

Apasionado del Coaching y el Management, con una clara visión hacia la gestión de personas y las nuevas tecnologías y ciencias de la información (TIC) como elementos diferenciadores y canales de mejora de las organizaciones actuales y futuras.

ver perfil completo
0 Comentarios

Normas de uso.
Esta es la opinión de los internautas, no de mvpasesores.com.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.